Estar en internet hoy es como aparecer en las Páginas Amarillas en los 80. Si no estabas ahí es que no existías. Hoy, no crear una página web de empresa es eso mismo: quedarse en 1982.

Es decir, con aspecto anticuado y celebrando éxitos dudosos como el 12-1 del España-Malta.

¿Merece la pena que tu pequeño negocio dé el salto digital y tenga una buena web?

Si todavía te lo cuestionas es que no has visto las cifras.

 

No hay un negocio demasiado pequeño para tener una web de empresa

Fíjate qué números. El pasado 2017, 17,2 millones de españoles compraron algo en internet.

Eso es un 38 % de la población, y subiendo.

Si te preguntabas dónde está la clientela que hace años llenaba tu tienda, ahí tienes la respuesta. Tus clientes de siempre ahora están en internet.

Puede que tú mismo seas uno de estos consumidores y estés muy acostumbrado al entorno digital, a pesar de que todavía no hayas llevado tu empresa a él o lo hayas hecho sin demasiado éxito. Lo cual es llamativo, porque las cifras indican que hay una brecha entre la demanda de compradores online y la presencia digital de las pymes.

Fíjate: a pesar de que rondamos los 18 millones de compradores online en España, solo un 15 % de los casi 3 millones de autónomos, micropymes y pymes tienen un ecommerce.

Es más, el 97 % de estos negocios no consideran que la digitalización sea una prioridad para su empresa, según los datos de la reveladora Radiografía de la pyme 2018 presentada por SAGE y la CEOE.

Entonces, ¿quién se está llevando la mayor parte del pastel online? Aquellos que sí tienen una buena web. Hace muchos años que las grandes compañías lo vieron claro y están llevándose la parte del león.

Es hora de que las pequeñas empresas descubran las ventajas de llevar su negocio al entorno digital.

Tener una página web corporativa aporta muchos beneficios. Y no se trata solo de la venta online.

 

¿Por qué debes crear una página web de empresa?

Una buena manera de responder a este tipo de preguntas es observar nuestro propio comportamiento.

Atiende a tu forma de utilizar internet como consumidor. Si quieres saber qué vende una tienda, qué productos y novedades tiene una marca o, simplemente, quiénes son los de una empresa que te ha llamado la atención, ¿qué haces?

Buscas en internet.

Y si lo que buscas no existe, es difícil de encontrar o es confuso, entonces pasas de todo y vas de inmediato a por las alternativas.

Tus clientes hacen exactamente lo mismo.

Si no estás en internet, no estás para nadie.

No es que haya buenos motivos para tener una web corporativa. Es más que eso. La importancia de una página web para una empresa va más allá.

Es la diferencia entrar estar en el negocio o cerrar.

 

Para estar visible donde todos miran

Una tienda nueva está vendiendo algo interesante en la calle de atrás y tú sin enterarte porque nunca pasas por ahí. En cambio, buscas ese producto en internet y, ¡magia! No solo lo encuentras en esa tienda, sino también en otras quinientas.

Tener presencia digital es la mejor forma de que una pyme demuestre su existencia de cara al público. Mucho más que tener un escaparate en la calle.

Eso, en el caso de que tengas un escaparate. Porque podrías ser una gestoría en un cuarto piso, donde nadie te ve.

Y la cuestión es que la calle que te propone internet está frecuentada por unos 4000 millones de personas. En efecto, seguramente no te interese llegar a tanta gente.

Pero, a lo mejor, te interesa más centrarte en los 37 millones de internautas españoles.

O en los 17,2 millones que compran online, como decíamos arriba.

Pero si tienes una zapatería, quizá prefieras centrarte en los 9,2 millones de españoles que el 2017 compraron ropa y calzado en ecommerces.

Incluso ser conocido por solo la décima parte de esas personas y vender zapatos a la décima parte de esa décima parte (92 000 personas), ya es más público del que podrías soñar.

92 000 pares de zapatos al año. ¿Te imaginas? 250 pedidos al día.

No te diremos que vas a conseguir eso, pero sí que es una ventaja que solo podrás tener si trabajas tu presencia digital para destacar entre el resto.

crear pagina web empresa zapateria

 

Para crear una imagen de marca

Una empresa es algo más que el producto que vende. La empresa «significa» algo. Tiene nombre, espíritu.

Para vender hace falta conexión con el comprador. Qué representa la marca, cómo se comunica y qué papel tiene en la sociedad y en el mercado son aspectos imprescindibles para conseguir la aceptación del público y el éxito comercial.

El prestigio de un negocio nace de la calidad de su servicio y de su producto, de la actividad empresarial y de cómo se muestra al público. De estos factores surge la opinión de los clientes e incluso la de quien, sin serlo, se forma una imagen de la empresa.

Para muchos negocios clásicos, esa imagen es solo un simple logotipo y una firma. Pero una web va mucho más allá, porque lleva ese logotipo a una red de alcance mundial.

Así, mejoras la imagen de la marca cuando tienes:

  • Un producto bueno y un servicio notable
  • Una atención al cliente/lector amable, rápida y eficaz
  • Una estética atractiva
  • Un contenido interesante y una adecuada presentación de tus textos

La buena imagen aporta credibilidad a la empresa, solidez a su propuesta y relevancia en el sector. Eso lleva a más seguidores y clientes fieles.

Todo eso es imposible si no tienes una web.

 

Para tener autoridad y credibilidad

Si tienes curiosidad por una empresa, la buscas en internet y no la encuentras o solo encuentras su número de teléfono. ¿Qué piensas?

Seguramente, que es un negocio raro, cerrado, anticuado o que oculta algo. Que es difícil comunicarse con ellos o que están escondiendo sus defectos. Tanto se esconden, que ni siquiera muestran sus virtudes ni sus productos.

Sospechoso.

Instintivamente vas a ver otra empresa que venda algo parecido a lo que buscas. Un negocio sin web no tiene credibilidad.

Créeme, eso solo le está pasando a los autónomos y las pymes. Las grandes corporaciones no pierden ninguna oportunidad para hacerse encontrar.

Muchos pequeños negocios creen que la solución está en las redes sociales y eso es mala idea. Imagina que tienes que comprar a una tienda. ¿Quién crees que tiene más autoridad en su mercado?

¿Un negocio que solo tiene una cuenta de Facebook?

¿O aquel que tiene una web completa, personalizada, bien escrita y donde comparte información útil y contenido propio de calidad?

Una web con un buen blog se convierte en un espacio donde se construye liderazgo sectorial. El contenido de calidad te convierte en una autoridad en un tema. Si te muestras como un experto, se te verá como un experto.

Y la gente, cuando tiene una necesidad, recurre a los expertos.

crear pagina web empresa profesional experto

 

Para destacar entre la competencia

Esto es muy sencillo de entender. Si no estás en internet, tu público está comprando tu producto a quien sí esté.

El público no se va a esforzar. No va a perder ni un solo segundo en tratar de encontrarte.

Si no estás, no estás.

Si tu gestoría no está en internet, otra venderá los mismos servicios que tú. Aunque sea más cara y menos profesional. Da igual.

Si tu confitería no tiene un ecommerce, otra que venda bombones a domicilio en tu ciudad se quedará con tu cliente. Aunque use un chocolate de peor calidad.

No estar es negativo.

Pero estar mal, también.

En general, no nos gusta o no nos fiamos de las webs feas, anticuadas, mal diseñadas y con textos mal escritos. Si tu competidor tiene el mismo producto pero ha trabajado mejor su web, se quedará con tu cliente porque ha invertido en diseño, copywriting y textos profesionales.

Porque una web atractiva es una web más competitiva.

En el mundo del comercio, eso significa más ventas. Más ventas son más ingresos, más ingresos son mayores oportunidades de crecimiento y de inversión. Más inversión permite distanciarse todavía más de la competencia.

Cuando inviertes en una buena web de empresa, estás trabajando con el largo plazo en mente.

Consigue una buena web y deja atrás a tu competencia.

Consúltanos, seguro que podemos ayudarte con ella.

 

Para estar disponible 24/7/365

La atención al cliente no es solo eso que se hace cuando te llaman para poner una queja o hacer una pregunta.

En la calle, atender bien a tu público también es tener limpio tu establecimiento, saludar cuando entran por la puerta, mostrar una buena sonrisa, acercarse a atender, saber recomendar y tener un escaparate atractivo.

En términos interneteros, eso es tener un buen sitio web.

Una web no entiende de horarios. Cualquier internauta podrá encontrarla y disfrutar de su contenido sea la hora que sea y esté donde esté.

Por lo tanto, puedes darle toda la información que necesita de tu empresa, de tus productos y de tus servicios sin que el horario comercial sea un impedimento. Todas las páginas de la web y todos los artículos del blog están ahí para hacer de embajadores de tu marca 24 horas al día, 7 días a la semana. Todo el año.

Cuando eres un autónomo o una pyme, toda ayuda para ser más eficiente marca la diferencia entre respirar y jadear exhausto.

No dejes esperando a tu clientela en la puerta. Dale el mejor servicio aunque sea de noche y aunque no seas una farmacia de guardia.

 

Para conseguir información de tu público

Las webs no son espacios estáticos. No son placas conmemorativas en una pared.

En realidad, se parecen más al mostrador de tu tienda, donde los clientes preguntan y dudan.

Y, también, donde se quejan.

Las webs ofrecen diversas opciones de interacción con los visitantes. Algunos sistemas son silenciosos y te permiten descubrir cómo navegan los internautas por la plataforma. Qué les interesa más y qué menos. Dónde parece que el texto es complicado de leer y dónde es agradable.

En definitiva, observando su comportamiento puedes aprender qué les gusta y qué no de tu web, blog o ecommerce.

Otros sistemas son de interacción directa. Están los chats, el correo electrónico, los comentarios en los artículos, las valoraciones de los productos… y de manera indirecta, las opiniones en las redes sociales o en plataformas de opinión.

Por ejemplo, si tienes un establecimiento de hostelería, te interesa mucho saber lo que dicen tus clientes en TripAdvisor.

crear pagina web empresa conseguir feedback clientes

Todas esas opiniones y comportamientos son incalculables fuentes de información sobre la calidad de tu servicio y sobre lo que tu público está reclamando, exigiendo, adorando u odiando.

Tener una web con canales de comunicación abiertos te permite analizar el mercado más inmediato y adaptar tu negocio a sus necesidades.

Es un camino de doble sentido, porque tú también podrás establecer una comunicación con tu público. Respondes preguntas, abres debates, resuelves dudas y expresas agradecimientos, lo que además te hace parecer más cercano y amable. La gente no quiere relacionarse con esas webs frías y robotizadas de antaño.

La gente quiere alguien real, con corazón, cabeza, boca y orejas.

Dáselo. Habla y escucha.

 

Para hacer publicidad sin gastar un duro

Ya conoces los sistemas clásicos de publicidad. Buzoneo, carteles, folletos, anuncios en prensa local… Con eso llegas a tu barrio, a tu ciudad.

En definitiva, a mucha gente que ya te conoce.

Son opciones caras, de alcance limitado y que, además, caducan rápido. Lo que se tarda en tirar el papel al suelo.

Por si eso fuera poco, son soluciones que no segmentan. Es decir, que no diferencian entre el público que te interesa y el que no. Todo a bulto.

Vamos, que si vendes monopatines a veinteañeros, con la publicidad clásica derrochas dinero y esfuerzo tanto para llegar a ellos como para que te lea un abuelete.

crear pagina web empresa publicidad marketing

En cambio, una página web bien trabajada muestra tu negocio y tu mejor cara a miles, cientos de miles o incluso millones de personas. De cerca, de lejos, hoy y durante años. Un público que, además, sí estará interesado en tu oferta.

En comparación, el coste es de chiste.

Con la segmentación adecuada, los anuncios de tus monopatines aparecerá justo para los veinteañeros que deseas. Y tu web aparecerá en sus búsquedas.

Por lo tanto, tienes un alcance inimaginable con la mínima inversión. Y, por si eso fuera poco, con un reducidísimo mantenimiento. Es marketing sin hacer marketing.

Y todo eso solo por existir.

Si tienes una web y está actualizada, ya tienes eso.

Pero es que encima la cosa se multiplica si te implicas de verdad en el marketing digital e inviertes un poco.

En el 2017, la inversión en marketing digital de las empresas que se están poniendo las pilas aumentó un 19 % respecto al 2016, según el Barómetro Digital 2018 publicado por ISDI y la Asociación Española de Anunciantes. La cosa se mueve, y mucho, entre los grandes.

Pero no necesitas ser uno de ellos. Lo bueno de internet es que las pymes también pueden aprovecharse del marketing profesional. Hay muchas estrategias que puedes seguir para potenciar el poder de tu web potenciando el poder tu marca.

Desde el marketing de contenidos con un blog dinámico y eficaz hasta el email marketing que aprovecha tu lista de suscriptores. Sin olvidarnos de las opciones de anuncios en Google Adwords o en Facebook Ads. Y todo eso, y mucho más, se puede englobar en grandes estrategias de embudos de ventas.

 

Para conseguir clientes nuevos

Es posible que tengas una saneada clientela local, gente de tu municipio que recurre a tus servicios o productos con asiduidad. A algunos los conoces por su nombre. Son los buenos clientes con los que mantienes una relación comercial de confianza.

Pero muchos negocios ven limitada su clientela a lo que permite el tamaño de su localidad. Muchas veces puede ser suficiente, pero es común que lleve a un estancamiento.

Sin un flujo de clientes nuevos y «frescos», el negocio cae en una especie de endogamia comercial. Tener clientes fieles es lo que todos deseamos. Pero que tu clientela se limite a ellos limita los ingresos posibles, impide crecer, mejorar e invertir.

Mejor 1000 clientes fieles que 50. Obvio. Pero si tu barrio no te da esos 1000… ¿qué haces?

Sin más ingresos no es posible el crecimiento del negocio, la contratación de más personal, la expansión o incluso una mera reforma del local, el almacén o el taller.

Una web con buen contenido abre tu negocio al mundo y empiezan a llegar nuevas oportunidades. De pronto aparecen nuevos clientes, proveedores y posibles socios. Ya no te limitas a tu calle, tu barrio o tu ciudad.

Empieza por ser alguien del pueblo de al lado. Y de pronto te llega un pedido del otro lado de la península.

Y entra el aire fresco por la puerta.

 

Para atraer clientes a tu tienda física

Una página web es útil para la venta directa.

Pero quizá solo vendas productos físicos en tu local, no a domicilio, o vendas servicios que no se aprovechen online. Por ejemplo, si eres un bufete de abogados, un gimnasio o un taller mecánico.

Eso no quiere decir que la web no te sirva para nada.

Es exactamente al contrario.

Además de todos los beneficios de imagen y posicionamiento que te aporta una web, también te servirá para atraer clientes a tu local.

crear pagina web empresa atraer clientes tienda

Ten en cuenta que cuando alguien busca un producto o servicio, no siempre lo hace pensando en comprar online. Muchas veces solo quiere informarse de qué empresas tiene cerca. De hecho, mucha gente consulta online las características de un producto antes de ir a la tienda a verlo, tocarlo y comprarlo.

Son personas a las que les da seguridad la cercanía.

Otras confían más en un vendedor cuando pueden leer en su blog cómo trabaja y qué ofrece.

Por ejemplo, un consultorio de psicología que sabe mostrar bien esa disciplina. Si su blog es bueno y demuestra profesionalidad, conocimiento y cercanía, es posible que sea la primera opción en su localidad.

Por lo tanto, si tienes una web corporativa donde los textos invitan a conocerte y comprarte, estarás derivando tráfico virtual a tu tienda «real». Uno de los grandes retos de los negocios en internet.

Porque esto no va solo de vender en línea. Se trata de conseguir que la gente venza la pereza, salga de casa y vaya a tu establecimiento.

Con una web puedes conseguir que te compre gente de tu ciudad que de otro modo no lo haría. Simplemente porque no saben que existes.

 

Y para educar a tu público y ser más eficiente

¿Cuántas veces tienes que responder a la misma pregunta? Que si el horario comercial, que si los gastos de envío, que si las ofertas o que cómo funciona este aparato.

Cada consulta atendida es un tiempo valioso que tú o tus empleados podríais invertir en lo que de verdad hace ganar dinero a la empresa.

Una web te ayuda a mejorar la eficiencia operativa del negocio, ya que si pones la información importante en ella, el público puede leerla sin tener que recurrir directamente a ti.

Atiende a todas esas preguntas frecuentes y conviértelas en información clara, concisa y útil para tus visitantes. Redacta buenas fichas de producto, informativas y evocadoras. Muestra los datos importantes de contacto, de horario, precios, formas de pago, devoluciones, costes de envío o cualquier otra información relevante.

Cuando la gente lo pregunta más de una vez, es que es importante. Ponlo en tu sitio. Y si hay cambios en tu negocio, nada tan sencillo como comunicarlos vía web.

¿Ha cambiado el horario comercial?

Editas y punto.

¿Habrá un importante cambio en tu catálogo? ¿Vas a introducir un gran servicio nuevo?

Añades una página a la web o envías un boletín con copywriting al correo de tus suscriptores.

Suscriptores que solo puedes tener si tienes una web.

crear pagina web empresa preguntas frecuentes

 

Conclusión: no te ancles al pasado

En el mundo empresarial surgen multitud de dilemas, como crear una página web, que requieren de decisiones firmes. Pero en este caso es la realidad quien impone la decisión: un negocio sin una web va de cabeza a la irrelevancia.

Y de ser irrelevante a desaparecer solo hay un paso. Uno que, además, solo importará a los dueños, los empleados y las familias.

Nadie más se habrá enterado ni le prestará atención.

En resumen, tener una web de empresa es absolutamente fundamental, porque:

  • Ganas autoridad y liderazgo
  • Tienes mayor y mejor presencia en el mercado
  • Captas y fidelizas a más clientes
  • Atiendes mejor al público
  • Mejoras el servicio prestado
  • Creas nuevas vías de ingresos

Con el diseño profesional se muestra la mejor cara, pero son los textos los que atraen, atrapan y propician la implicación por parte del público.

Esta implicación va desde el seguimiento frecuente hasta la compra directa, pasando por compartir, suscribir o incluso defender a tu marca.

Es el buen contenido el que consigue todo eso.

Así que, dinos, ¿todavía te planteas si merece la pena crear una página web para tu negocio?

Esa es la especialidad de Los Copys, ¡consúltanos!

 

ventajas-web-empresa